MiéMay31

La asociación "Piedras vivas" organiza un campo de trabajo para jóvenes de 18 a 30 años.

El servicio consiste en anunciar del evangelio a través del arte en lugares tan significativos como la catedral de Santiago de Compostela y Puente la Reina.

Son una experiencia intensa de oración, formación, comunidad y servicio que nos entusiasma.

Encontraréis adjunto el cartel con los detalles prácticos. La fecha límite de inscripción es el 26 de junio.

Esperiencia:
 
El campo de Piedras Vivas en Santiago de Compostela se propone este año por quinta vez, desde 2013. Este año además proponemos un campo en Puente la Reina, Navarra.

La duración es de doce días, de los cuales los tres primeros se dedican a la formación necesaria para poder hacer el servicio después.

El servicio consiste en dar la bienvenida a aquellos que se acercan a la catedral (o a las iglesias de Puente la Reina), invitándoles a un recorrido de unos treinta minutos explicándoles el sentido de las esculturas más significativas del templo, a modo de catequesis.
 
Por otro lado, la catedral cede una de sus capillas donde se ofrece un espacio de oración, por medio de unos textos con puntos y acompañado con música.
A estas personas, o a otras que se acerquen y estén interesadas, se les explica brevemente los textos para la oración, de manera que siempre hay algunos voluntarios presentes en la capilla para acoger u orar con los visitantes.
Mucha gente recorre cada año el camino de Santiago con algún sentido de búsqueda espiritual. Muchos religiosos y laicos hacemos lo posible por responder a esta necesidad, dando una palabra de fe, de catequesis, de acompañamiento a los que están abiertos a recibirlas. A menudo encontramos en Santiago una disposición para escuchar el evangelio mucho mayor a la que estamos acostumbrados a ver en el día a día de nuestras ciudades. Éste es uno de los motivos que han hecho de estos campos de trabajo una verdadera oportunidad de encuentro con Dios tanto para los voluntarios como para los visitantes. 

La experiencia se apoya también en la formación de una comunidad de oración entre los voluntarios. Así, como "piedras vivas de un templo vivo" (1Pe 2, 5), tomar de Él nuestras fuerzas y transmitir lo mismo a los visitantes. Por eso por la mañana antes del servicio se proponen unos puntos de oración y un tiempo de silencio, por la tarde compartimos las experiencias del día y la eucaristía. El estilo de vida es sencillo. 

Más información sobre Piedras Vivas en pietrevive.altervista.org y en el grupo facebook Pietre Vive.

Download attachments:
Rate this item
(0 votes)
Volver