Los grupos del Plan Diocesano de Evangelización han trabajado a lo largo del curso 2015-2016 con el claro objetivo de promover laconversión pastoral de la toda la diócesis de Madrid. Buscábamos dar respuesta a lo que el papa Francisco había planteado en su exhortación Evangelii gaudium 

 

En esta página os iremos comunicando aquellas iniciativas pastorales que se organicen en nuestra diócesis y que respondan a las propuestas que han hecho, hasta ahora, los grupos del PDE.

MarFeb06

Berta Marco y Carmen Solo, del grupo del PDE perteneciente a la  Institución Teresiana, comparten con nosotros su experiencia navideña "en salida":

 

Una de las ideas recurrentes que han estado más presentes en los encuentros de nuestros grupos PDE de Institución Teresiana es la necesidad de “salir”, asumir la llamada del Papa Francisco a ser “Iglesia en salida”. Un “salir” que tiene muchas vertientes: traspasar nuestros ámbitos cotidianos para unir fuerzas con otros: Vecinos, otros grupos de Iglesia…; un nuevo modo de mirar la realidad desde la clave del Evangelio; un hacernos vulnerables a toda la fragilidad que nos rodea; un despojarnos de nosotros/as para dejar que el Señor sea quien nos vaya abriendo camino…

Con este telón de fondo enciendo mi ordenador en esta mañana fría de nieve y me sale un tweet del Papa Francisco que dice: “Jesús se deja encontrar por el que le busca, pero para buscarlo hay que moverse, salir” (4 de febrero de 2018). Y con esa entrada me animo a poner palabras a nuestra pequeña experiencia de reparto de carteles en vísperas de la Navidad. (Me refiero a los carteles que con tanto cariño quería hacer llegar D. Carlos, nuestro Cardenal, a todos los madrileños). Para las dos que emprendimos esa “salida” ese día concreto, tuvo todo el sentido de una colaboración eclesial que nos hacía sentirnos junto a otros tantos colegas que sembraban la ciudad de invitaciones a vivir una Navidad cristiana. Una alegría íntima y contagiosa nos embargaba cuando, cargadas con los carteles, barríamos la calle de la Reina Victoria y más tarde la de Bravo Murillo hasta culminar nuestro periplo en el Mercado Maravillas lleno de gente. Aprendimos mucho esa tarde: lo primero fue ensayar distintos modos de presentar lo que ofrecíamos según los interlocutores: a veces nos presentábamos como personas que estábamos haciendo una colaboración con la Iglesia local; otras entrábamos al trapo diciendo que el Sr. Cardenal deseaba hacer llegar a los ciudadanos un mensaje navideño de carácter cristiano, etc. Ahí tuvimos bastante tacto. Y a partir de ahí, según la acogida, seguíamos charlando con las personas con las que nos encontrábamos. Siempre que podíamos procedíamos a colocar los carteles en un lugar visible. Encontramos personas muy receptivas y acogedoras y otras totalmente cerradas a cualquier intromisión religiosa (aunque éstas fueron las menos). La realidad es que cuando ven amabilidad reaccionan bien aunque no compartan el anuncio de la fe. Y así fue cayendo la tarde. Ya casi de noche entramos en el Mercado Maravillas de la calle de Bravo Murillo y allí hicimos nuestro agosto. Los viejos tenderos del Mercado enseguida acogieron los carteles y los colocamos; en el bar central del primer piso pegamos varios. Y en un gran misterio de Belén que había colocado la corporación pertinente del mercado, justo a los pies del Misterio, pusimos nuestro cartel. Cerramos el día con un poco de cansancio por las horas de camino…Pero con el corazón ardiente. Ha merecido la pena, pensábamos. Estas experiencias tenemos que repetirlas.

Carmen Soto y Berta Marco

Muchas gracias por el testimonio y os animamos a compartir aquellas inciativas pastorales que hayan surgido a partir del PDE.

 

Rate this item
(0 votes)
Volver